El color del espacio exterior

2011-03-02

El color del espacio exterior

Kia ha descubierto que las pequeñas partículas de titanio del espacio exterior desprenden un magnífico brillo en nuestra atmósfera. Ahora, están enviando enormes satélites al espacio para recoger esas partículas – y crear un color extraterrestre a partir de ellas.

El análisis de las primeras sondas marcianas no sólo provocó un gran revuelo en el mundo de la ciencia. Las grandes compañías también mostraron un gran interés en los souvenirs extraterrestres como el polvo de Marte, los nuevos isótopos de hidrógeno, y las partículas de titanio. Éstas últimas atrajeron especialmente la atención de los ingenieros de la Tierra: el titanio no sólo es extremadamente resistente, sino que también posee un extraordinario poder de iluminación, gracias a su capacidad para absorber y almacenar la luz del sol.

Por esta razón, Kia Motors contrató un equipo internacional de 12 científicos para examinar la atmósfera en busca de partículas de titanio. Tras sus investigaciones, los científicos descubrieron que la órbita terrestre las contenía en grandes cantidades. Ante unos resultados tan halagüeños, el 11 de octubre de 2004, la Agencia Espacial Europea (AEE) lanzó al espacio el sacamuestras de partículas KIAHOOVER1, un gigantesco satélite equipado con un tubo de succión de 24 metros, que regresó a la Tierra cuatro semanas más tarde. El viaje fue del todo satisfactorio: se consiguieron recoger 1,2 kilogramos de titanio – suficiente para cubrir 2.200 Picantos con una pintura de color plata brillante y de una belleza surrealista.

Sin embargo, es muy probable que no sea suficiente para satisfacer la demanda, porque las reacciones entre los grupos de referencia ha sido abrumadora: “Nunca había visto nada tan bello”, “Atracción irresistible”, “No puedo seguir viviendo sin este coche”.

Actualmente, tenemos tres sacamuestras de partículas en órbita. Y tenemos previsto lanzar cinco más.

Comments

Los comentarios están cerrados.